El frío intenso que golpea en Gangneung, Corea del Sur, no son impedimento para que siga viva la llama de esperanza en los integrantes de la Selección Colombia de patinaje sobre hielo que tendrán este viernes y sábado la responsabilidad de cerrar la participación de la delegación colombiana en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang. Pedro Causil y Laura Gómez tienen la confianza, y sus condiciones deportivas así lo permiten, de realizar un destacado papel en las dos pruebas que deberán afrontar, Causil en los 1.000 metros el 23 de febrero (5:00 am hora colombiana), y Gómez en la Mass Start el 24 de febrero (6:00 am hora colombiana).

Para Pedro Causil, lo realizado en los 500 metros ha quedado atrás, un hecho histórico que ahora desea reescribir en los 1.000 metros. El patinador, quien por el momento es el deportista colombiano con el mejor resultado en unos Juegos Olímpicos de Invierno, casilla 20, tiene claro que el esfuerzo debe ser mayor para que este viernes la afición colombiana despierte con una alegría más, y expresa que “los 1.000 metros demandan mucha energía, y se me complica un poco más por esa exigencia. No es una prueba explosiva, esta es una prueba más larga y la acumulación de ácido láctico va a ser un factor determinante”.

“He mejorado mucho, este año he hecho muy buenos miles, pero voy a hacer lo que hice en los 500 metros, tratar de hacer una carrera muy limpia, mejorar mis marcas en pista a nivel de mar, que es algo muy importante, y como siempre, a darlo todo y buscar la mejor forma para poder demostrar que el proceso que estoy haciendo va bien, y porque no pensar en cosas más grandes para el futuro”, puntualizó Pedro Causil.

Por su lado, Laura Gómez disfruta cada momento en los olímpicos, y sus registros entregan un parte de tranquilidad con respecto a la manera como se ha adaptado a la pista del óvalo de Gangneung, la semana anterior impuso récord nacional en los 1.000 metros. Para Laura, la prueba Mass Start debe afrontarse con mucha tranquilidad e inteligencia, y asegura que “lo primero que debo pensar es clasificar a la final, y cuando lo haga, replantearé mis objetivos. Lo más importante es salir a competir bien, manejar todos los aspectos técnicos que son tan importantes en el patinaje sobre hielo, controlar mi peso en las rectas y curvas, estar siempre atenta en el interior del grupo y aprovechar mis cualidades, sé que me cuesta un poco obtener velocidad explosiva, pero cuando voy lanzada se me facilita un poco más. Pienso que mi fuerte es en el momento en que las otras patinadoras estén cansadas, porque en ese momento su velocidad máxima no será tan dinámica y es ahí donde empiezo a equilibrarme un poco más”.