CAMPAMENTO PRODUCTIVO PARA EL ICE HOCKEY COLOMBIANO

El segundo campamento internacional del ice hockey colombiano realizado en República Checa, y que tuvo una duración de 8 días, ha sido una experiencia enriquecedora tanto para jugadores como para entrenadores que lograron trabajar en intensas jornadas que comprendieron prácticas en cancha, sesiones fuera del hielo, partidos amistosos y análisis biomecánico para algunos de los patinadores.

La localidad de Nymburk, que cuenta desde 1999 con un campus especializado de ice hockey, recibió al equipo colombiano que estuvo acompañado por más de 150 deportistas de España, República Checa, Alemania, Australia e Inglaterra, todos ellos aprovechando la temporada para realizar un plan de entrenamiento estructurado. “El objetivo del campamento estaba centrado en aprender y perfeccionar el patinaje, entender el sentido del hockey
(hockey sense), que es como se juega en el hielo, volvernos prácticos, más rápidos en entender las jugadas, hacer mejores pases, perfeccionar nuestros disparos. Esto nos cambia mucho la perspectiva de lo que nosotros estamos acostumbrados a jugar en hockey en línea, transportando demasiado el disco, hacer más jugadas de las necesarias y nos demoramos mucho en disparar. En cambio, en el hockey en
hielo se debe pensar muy rápido, adelantarse a las jugadas, intuir a dónde va el pase, patinar muy fuerte para dónde va el disco y disparar muy rápido”, analizó el técnico de Colombia, Eduardo Ortiz.

El presidente de la Federación Colombiana de Patinaje, Alberto Herrera Ayala, líder de esta iniciativa, destacó lo alcanzado en el campamento que ayuda a cimentar las proyecciones que se tienen en el país con los deportes de invierno. “El ice hockey se convierte en otra oportunidad para los deportistas colombianos, debemos continuar con este trabajo para conseguir la membresía en la Federación Internacional de Hockey sobre Hielo (IIHF) y poder asistir a los mundiales, tenemos mucho potencial para continuar con este proyecto y poder cumplir con el sueño de llegar a unos olímpicos de invierno. Contamos con unos padres de familia que apoyan este proyecto, con unos jugadores que están dispuestos a entregarlo todo y con una Federación que está dispuesta a llevar el proceso”, puntualizó el presidente de la Fedepatín.

Fueron 24 deportistas, 4 arqueros y 20 jugadores (16 colombianos y 4 colombos suecos), 11 de ellos de la categoría júnior (10 jugadores y 1 arquero), 13 sénior (10 jugadores y 3 arqueros). “Este número de patinadores nos permitió tener 4 líneas en todos los partidos, incidiendo en los resultados de los seis juegos amistosos que tuvimos con equipos de la tercera y cuarta división checa, superando paulatinamente el nivel de nuestros rivales. Los resultados nos favorecieron con un primer juego de 7 a 3 a favor. En el segundo ganamos 12-4. El tercer partido, solo con jugadores júnior, ganamos 3-2, y en el siguiente, con los sénior, triunfamos 7-1. Cerramos con otros marcadores a nuestro favor de 5-3 y 8-4.”, analizó el técnico Ortiz.

En total se pudieron realizar once prácticas en el hielo, logrando acumular cerca de 20 horas en las que se inició desde lo fundamental, que es el patinaje, logrando perfeccionarlo, para luego llegar a la parte técnica y táctica, conociendo de primera mano el modelo de juego de una potencia mundial como lo es República Checa. En cada una de esos entrenamientos se contó con cuatro entrenadores dentro de la cancha, los cuales corregían y ayudaban en cada ejercicio permitiendo tener una atención casi que personalizada.

En las rutinas fuera del hielo, siete en total, la selección Colombia enfocó su acción en técnicas de manejo del disco, de disparo, de fuerza concentrada en los brazos, lo que le permitió a los jugadores tomar conciencia de la importancia que tiene que ellos mismos, desde sus casas o en un parque, pueden llevar a cabo este tipo de actividades para poder fortalecerse técnicamente.

De igual forma se tuvieron dos experiencias extras, una de ellas con porteros, en la que los cuatro colombianos en el campamento especializados en esa posición, realizaron sesiones para trabajar la técnica, el posicionamiento, como ser más inteligentes al momento de moverse, y como usar sus guantes y su palo de una manera más eficiente.


En la otra experiencia, para seis de los jugadores, se realizó con ellos un análisis biomecánico en una máquina para perfeccionar la técnica de patinaje, midiendo la posición del cuerpo, los ángulos que deben adoptar y el manejo adecuado de su energía, un estudio especializado a través de un test de desarrollo deportivo.

Adicionalmente se contó con la visita durante tres días de Fredrik Öberg, el entrenador sueco que estuvo en Colombia dictando la clínica de técnica de disparos, quien quiso acompañar a los integrantes de la selección presentes en territorio checo, brindando todo su conocimiento en algunas de las prácticas.